top of page
Rayos X

ATM: DISFUNCIÓN CRANEOMANDIBULAR

Respuestas a sus preguntas

ATM: Preguntas frecuentes

DISFUNCIÓN DE LA ARTICULACIÓN TEMPOROMANDIBULAR

La articulación temporomandibular es bicondílea, es decir, tiene dos cóndilos interrelacionados entre sí mediante el maxilar inferior de la mandíbula con los huesos del temporal, el craneo.

Situado entre estos dos cóndilos encontramos un disco, cuando este no se encuentra en su posición correcta  o la articulación no tiene una buena biomecánica, esta articulación no funciona con normalidad y su disfunción afecta a los músculos ligados a ella generando tensión, inflamación e incluso dolor.

CAUSAS Y SÍNTOMAS

CAUSAS:

Las causas de una disfunción temporomandibular pueden ser muy variadas:

  • Existencia de una maloclusión, es decir, un defecto en la alineación de los dientes.

  • Bruxismo*

  • Traumatismo directo 

  • Estrés 

  • Contractura muscular

  • Espasmo muscular

  • Tratamientos dentales mal realizados

* Aunque debido al bruxismo se puede llegar a desencadenar una disfunción temporomadibular, su etiología es variada, nosotros no podemos eliminar el bruxismo, sólo trataremos con la sintomatología. 

SÍNTOMAS:

Aunque algunas personas con disfunción temporomandibular no presentan ningún síntoma, hay una serie de signos que pueden delatar su existencia:

  • Chasquidos al abrir la boca.

  • Desgaste de dientes.

  • Tensión muscular en la zona.

  • Dolor de cabeza.

  • Despertar con la mandíbula dolorida.


Cuando la disfunción se agrava los síntomas son más apreciables e incluso pueden llegar a ser muy invalidantes, dificultando el habla y la masticación y deglución de alimentos:

  • Dolor que irradia desde la mandíbula hacia el oído, el ojo o el cuello.

  • Dolor agudo o crónico.

  • Sensación de rigidez en los músculos que mueven la articulación.

  • Pérdida o dificultad de movimiento de la mandíbula.

  • Cambios en la alineación de los dientes, tanto superiores como inferiores.

  • Chasquidos dolorosos al moverla.

  • Zumbidos o pitidos.


La disfunción temporomandibular, por otra parte, puede causar problemas funcionales en los músculos, bruxismo y vétigo o acúfenos, además de pérdida auditiva, sensación de adormecimiento y falta de sensibilidad en la cara, alteraciones de la vista y neuralgia del trigémino.

¿CÚANDO HAY QUE ACUDIR AL FISIO POR UNA DISFNCIÓN DE LA ATM?

Sólo cuando hay presencia de dolor (puede ir cursado con hormigueo) ya sea mandibular, cranel o cervical. Y/o incapacidad de llevar las funciones básicas, comer, abrir-cerrar boca, hablar, deglutir la comida.

bottom of page